Inicio > Información > Cosas a tener en cuenta en un viaje de negocios

Cosas a tener en cuenta en un viaje de negocios

“En un viaje de negocios obtienes dos recompensas, el haber cumplido con el negocio y el el haber visitado un lugar nuevo, aprovecha y disfrutalo

Trajes de chaqueta, el portátil, el pasaporte, … todo eso seguro que ya está incluido en tu maleta o en tu bolso de mano. Pero, ¿seguro que no has olvidado algo que necesitarás cuando llegues a tu destino?

Estos son algunos de los objetos cotidianos que te ayudarán a hacer tu viaje más productivo y mucho menos estresante de que puedes imaginarte:

  • Tarjetas de Visita
    Sí, en la era de los smartphones y la sociedad interconectada las tarjetas de visita siguen siendo MUY útiles. No pienses en ellas como un papel más. Si tu nombre es especial (el mío es impronunciable en muchas partes del mundo), tu tarjeta de visita hará que tu interlocutor se encuentre más cómodo cuando hable contigo y no tendrás que deletrearle tus datos de contacto.
    Además, aeropuertos, hoteles y restaurantes son unos sitios magníficos para conocer gente nueva y utilizar todas tus dotes para el Networking. Nunca sabes dónde se puede esconder tu próxima oportunidad profesional.
  • Una bolsa
    Muy útil si quieres mantener tu ropa limpia separada de la sucia o si quieres protegerla de los líquidos. Ojo, no tiene que ser “la bolsa”, normalmente será suficiente con llevar una bolsa de supermercado normalita. Y si te la dejas en casa, también puedes abrir el armario y coger una de esas que ponen los hoteles para el servicio de lavandería.
  • Una batería adicional para el móvil
    Una de esas recargables por USB se pueden encontrar desde 12 euros y tampoco pesan tanto como para arriesgarse a quedarse sin batería en medio de Bangkok y sin hablar ni papa de tailandés.
  • Un sobre
    Parece que ya nadie los necesite, pero mientras estás de viaje, puede que tengas que dejar una nota a recoger en el hotel, que tengas que enviar una documentación a la oficina o que simplemente necesites un sitio donde guardar todos los recibos del viaje.
  • Cacao (el de los labios)
    Cambios de altitud, de presión, estrés,… hay muchas razones cuando viajas que te pueden deshidratar y perjudicar el aspecto de tus labios. Hombre o mujer, lo de morderse o “chupar” los labios continuamente puede resultar incómodo en muchas culturas, y distrae a tu interlocutor.
  • Caramelos mentolados, chicles o similares
    Destacando lo de mentolados, porque nunca sabes cuándo o dónde te puedes encontrar con alguien. Además, no querrás ser la que tose en una conferencia de 2000 personas.
  • Quita-manchas
    Sí, es un básico para tu bolso de trabajo, pero te sorprendería la de gente que se lo deja en casa cuando viaja. Hoy lo puedes comprar en bolsitas individuales, en tamaño bolsillo,… Si ya es bochornoso pasarse un día con una mancha de café en la blusa, imagínate en Londres intentando dar el tipo de reunión en reunión.
  • Un enchufe universal
    Existen distintos tipos de enchufe dependiendo del país que visiteis, para ello os aconsejamos un adaptador cargador universal de viaje compatible con los tomas de más de 150 países entre ellos los países europeos, Estados Unidos, Reino Unido, Australia, China, Rusia… 110V o 220-240v. Además, uncluye varias tomas USB para la carga de tablets, móviles o cualquier accesorio que funcione a 5v.Más información de este adaptador en nuestro BLOG.
  • Un kit básico de primeros auxilios
    Tiritas (curitas o banditas, según el país y la marca), tapones para los oídos, aspirinas, anti-inflamatorios, compresas,… nunca están de más en cualquier viaje. En uno de trabajo no iba a ser menos. Eso sí, no te olvides de revisar qué vacunas necesitas antes de salir de viaje, por si acaso.
  • Un cuaderno y bolígrafos (o lápices)
    Algo pequeño tipo Moleskine servirá para apuntarse cosas rápidamente en cualquier sitio sin el riesgo de sacar a relucir el último modelo de iPhone en un barrio desconocido de una ciudad desconocida. Además, no sé los demás, pero yo escribo más rápido a mano que con el móvil.
    ¿Boli o lápiz? Depende de lo que le guste más a cada cual. Solo ten en cuenta que algunos bolígrafos podrían destintar debido a los cambios de presión, así que mejor irse a lo básico o guardarlos en una bolsita tipo zip por si acaso.
  • Un USB
    Sí, puedes subirlo todo a dropbox, OneDrive o cualquier servicio similar. Pero, ¿seguro que quieres dejar tus contraseñas en un ordenador que no controlas? ¿Y si no hay acceso a Internet? ¿Y los protocolos de seguridad de la empresa?
    Siempre puedes precargar los documentos en un USB y utilizar otro ordenador. Sólo tendrán acceso a lo que contenga el USB ese momento y algunos modelos permiten ponerle contraseña. Por otra parte, si alguien te pide una copia de tu presentación, siempre puedes pasarle el USB y ¡listo!
  • Un snack para emergencias
    Llegas al hotel y no hay minibar, no sabes cómo decir “sin lácteos” en japonés o no te da tiempo a comer antes de subirte al tren. Una barrita energética, una chocolatina, cualquier cosa que te quite el hambre te servirán en estos casos. Eso sí, intenta llevar frutas si viajas fuera de Europa, muchos países prohíben introducir frutas y verduras para proteger las producciones locales de enfermedades foráneas. Siempre puedes comprarlas cuando llegues allí.

“Y finalmente, una recomendación extra: no te olvides de que no todo son negocios. Lleva algo para entretenerte, un libro, un juego, una guía de viaje. Y si el horario te lo permite, haz turismo. Descubre por qué deberías volver allí sin traje ni corbata.”

También le puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *